Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Alisyum [Afiliación élite]
2014-10-25, 2:23 am por Invitado

» ¡¡¡Importante!!! Nos mudamos
2014-10-24, 12:57 am por Vendetta

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
2014-10-23, 5:51 pm por Invitado

» Entrenamiento - stats
2014-10-21, 6:13 pm por nati

» Hazle algo al de arriba
2014-10-21, 5:14 pm por nati

» Buenas. Probablemente nadie lea esto xD
2014-10-21, 9:38 am por Nao Nobotsuna

»  Don't Move !
2014-10-20, 3:35 pm por Ainy HellGates

» ¿Calida bienvenida? (Chan - Ryû)
2014-10-20, 12:28 pm por Ryûdan Kurai

» Ficha De Raba
2014-10-20, 2:12 am por Nasuke

» Un nuevo despertar [Chan y Toshiro]
2014-10-19, 11:36 pm por Elisabetta Lucifernia D'

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el 2017-07-18, 3:43 am.
In process
afiliados
 photo untitled44.png El ultimo cosmos


☠ [Pacto] H A R U K I S H O A I N Y

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

☠ [Pacto] H A R U K I S H O A I N Y

Mensaje por Ainy HellGates el 2014-10-16, 1:48 pm


Iba rumbo al Valle del granizo , como muchas otras veces me dirigía a realizar un duro entrenamiento como estaba acostumbrado a hacer. La duración de mi viaje no fue tan corta como de costumbre, quizá porque me sentía un poco incómodo. Tenía la sensación de que me estaban observando, esto me incomodaba bastante, a cada rato me daba vuelta para ver si alguien me seguía pero no podía detectar a nadie en las inmediaciones. Después de un determinado lapso de tiempo pude llegar a mi destino, había pensado en entrenar encima de los enormes pilares de arena sedimentada, así podía mejorar bastante mi equilibrio para poder hacer mucho más eficiente mi Kenjutsu. 

Me subí en uno de los pilares más altos que había en todo el desierto, observé mí alrededor con mucho detenimiento, la sensación todavía no se me iba. Pude ver a distintas personas a lo lejos, algunos shinobis que estaban entrenando o algunos comerciantes que pasaban por ahí. Decidí no darle importancia, a lo mejor era solo cosa mía, dejando de lado todo eso empecé a entrenar. Fije un recorrido que tendría que dar por encima de los pilares, tendría que hacer uso de mi velocidad y mi equilibrio para poder superar la prueba que me había propuesto. Pegué un buen salto cargando bastante Chakra en mis pies haciendo que el pilar donde estaba parado se agrietara, aterricé en otra gran columna de arena que estaba bastante alejada seguidamente volví a pegar otro tremendo salto.

Algo me llamó la atención mientras saltaba de un lugar a otro, pude ver una sombra surcando los cielos, esto hizo que perdiera el control de mi salto y me desviara hacia mi derecha. Tenía que hacer algo para no caer al suelo o si no podría hacerme bastante daño, desenvainé mi espada y la clave en uno de las columnas de arena que estaban a mí alrededor, esto impidió que me estrellara contra el suelo. Agarrándome con fuerza di una vuelta posicionándome encima del arma, canalicé mi chakra para ponerme de pie horizontalmente encima del pilar, desenterré mi arma de allí y me subí de nuevo en la cima de la columna. 

Observé mis alrededores una vez más pero esta vez no miré al suelo, si no a los cielos. Pude observar una gran ave que giraba en círculos alrededor de mí. Esta volaba a varios metros de altura, cuando esta se dio cuenta de que la vi, bajó rápidamente posicionándose en el pilar más cercano al mío. Pude observar la enorme águila de 7 metros de altura, sus plumas blancas como la nieve relucían, pero menos que sus enormes ojos de color azul. El animal me observaba con detenimiento, pronto después procedió a hablar. –Veo que me has descubierto. Exclamó el ave. Estaba bastante desconcertado, nunca hubiera imaginado que un águila pudiera hablar. -¿Tu eres la que me ha estado observando? Le pregunte al enorme animal.

-Exacto, yo te he estado observando, he estado buscando durante muchísimo tiempo a un shinobi que merezca ser mi invocador. El Alcon me observó esperando la respuesta que quería oír. Al ver que yo estaba bastante confundido continuó hablando. –Estuve observándote en varias ocasiones, pude averiguar acerca de tus habilidades y creo que eres el más apto para ser mi invocador. Había escuchado que algunos ninjas pueden firmar un pacto de sangre con animales, que les pueden ayudar a pelear beneficiándose mutuamente. Ahora mismo un enorme Álcon me proponía ser su invocador, no podía dejar pasar la oportunidad, de seguro aceptaría.

-Claro que aceptaré, en un pacto podemos beneficiarnos mutuamente, pero… ¿Qué quieres a cambio? Le pregunté, yo podía beneficiarme si me ayudaba a librar combates, pero no se me ocurría la manera de beneficiarle. –Lo que más me gusta es pelear, si me invocas para ayudarte a librar batallas seré feliz. Pensaba que me pediría parte de mi chakra pero librar batallas me parecía mucho mejor. –Me parece perfecto, procedamos a realizar el pacto. Nada más decir esto el animal cambió completamente de forma. Se transformó en una hermosa chica de cabello blanco y ojos celestes, de tez blanca bastante pálida, vestida con una armadura del mismo color que su cabello. 

“Henge no jutsu” murmuré mientras observaba el cambio de forma, este animal seguramente era bastante fuerte, además parecía tener múltiples conocimientos sobre el ninjutsu. –Por cierto, me llamo Haru ¿y tú? Dijo la mujer mientras abría un pergamino y me lo pasaba. –Yo me llamo Ainy HellGates, ¿Qué hago con esto? Pregunté sosteniendo el pergamino que había recibido de ella. –Tienes que escribir tu nombre con sangre en él, para así poder terminar de firmar el pacto. Haciendo caso de las indicaciones que me dio, mordí mi dedo fuertemente cortándome el pulgar, seguidamente escribí mi nombre en él.

-Ahora puedes invocarme siempre que requieras de mi ayuda, suelo ser muy eficiente como apoyo. Estaría bueno entrenar nuestras habilidades como equipo, además de que quería comprobar sus habilidades. –Qué te parece si buscamos algún adversario con los que poder entrenar, quiero verificar como nos la apañamos entre los dos. Le dije a Haru. –Me parece perfecto Ainy, podemos llegar divisar a personas más rápidamente desde los cielos. Dijo Haru mientras volvía a su forma original. Procedí a subirme en el lomo de la gran Alcon, esta despegó con un enorme batir de alas derrumbando los pilares cercanos, que cayeron haciéndose añicos.

Surcar los cielos era bastante agradable, el roce del aire con mi piel es fantástico. Aunque el momento no fue duradero, pude divisar a dos personas entrenando. –Bajemos Haru pelearemos con aquellos dos. El ave aterrizó elegantemente delante de estas personas, seguidamente me bajé de su lomo, me dirigí a aquellas dos personas que constaban de un joven de más o menos 15 años de edad y a una mujer que parecía ser de más edad, seguramente era Algun ninja conocido. –Que les parecería un combate contra nosotros, estamos buscando adversarios. Les dije mientras me posicionaba delante de ellos, Haru volvió a cambiar a su forma humana. 

-Está bien, estábamos por ir a buscar algún adversario con el que entrenar, pero tienes que tener consideración con él, es solo un Gennin. Dijo la mujer refiriéndose al chico que estaba a su lado. –Pues claro, no hay ningún problema. Sin esperar más dimos comienzo al combate de 2 vs 2, que tendríamos en este instante. Empecé por hacer un par de sellos y exclamé.-HYŌTON: IKKAKU HAKUGEI-. una ballena gigantesca con un largo cuerno de narval hecho de hielo para atacar a su oponente hacia la mujer, Haru juntó chakra en su mano y lo lanzó hacia mi ataque, produciendo una onda de viento. (-¿Qué planea hacer?) Me pregunte mientras miraba a la chica. Nada más su jutsu alcanzó el mío, el tamaño de este aumento considerablemente. Estaba asombrado por la técnica que acababa de realizar, podía potenciar los jutsus de fuego, eso me serviría mucho en las misiones. Seguramente podríamos idear más cosas de este tipo.

La mujer evitó la enorme técnica de fuego llevándose a su alumno fuera del rango del ataque, en ese momento aproveche para utilizar otro jutsu más, desenvaine mi espada junte energía en ella y la proyecté. Una enorme onda de más o menos 15 metros de longitud de un color negro con un ligero contorno rojo oscuro fue hacia el enemigo. Pero este fue interceptado por una técnica que realizó nuestro contrincante más fuerte, mientras tanto Haru se posicionó atrás del enemigo y realizó otro jutsu más. Con un control de Chakra bastante avanzado en sus manos lanzó una onda de viento cortante que impactó directamente en el enemigo dejando inconsciente a la joven gennin. La mujer respondió lanzándole múltiples kunais a mi invocación, esta pudo evitarlos fácilmente volviendo a su forma de álcon. 

Segundos después juntó energía en sus alas creando un enrome tornado rodeando al único rival que quedaba. Pude observar que mi compañera era muy eficiente, había conseguido tomar a los contrincantes desprevenidos y apresar a uno de ellos, pronto se me ocurrió combinar su técnica con mi chakra de Hielo. Una chispa fue suficiente como para que el tornado se convirtiera en un huracán de Nieve. Nada más este se desvaneció encontramos a la maestra sin conocimiento. Habíamos ganado el combate, y como gente responsable llevamos a estas personas al Hospital de Kirigakure para que pusieran atender sus heridas. El entrenamiento había sido todo un éxito. Había conseguido una invocación que se adaptó perfectamente a mi estilo de combate, un día bastante productivo.



avatar
Ainy HellGates
Chunin Kiri
Chunin Kiri


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.